Páginas

0

El juego del ángel (Carlos Ruiz Zafón)

–Resumen:

            Al principio, la novela nos introduce en la vida del protagonista, David Martín, dándonos a conocer su infancia y adolescencia hasta llegar aproximadamente a la treintena, momento en el que se empieza a desarrollar gran parte del libro.

            El lector comienza a sumergirse en la mente del personaje (que no es nada fácil) y va entendiendo poco a poco la ironía y el cinismo que le envuelve. Además, se desarrollan los misterios que rodean toda la novela y que logran que el lector no pueda dejar el libro en ningún momento. La vida de David Martín da un giro inesperado cuando visita el cementerio de los libros olvidados y coge de allí un ejemplar de Lux Aeterna, una novela escrita por un tal D.M.

–Lo que más me ha gustado:

            Sin duda hay que tener en cuenta que Carlos Ruiz Zafón escribe de un modo especial. Comparaciones increíbles, frases difíciles de olvidar y una prosa poética pero con ritmo, mucho ritmo. Solo por su maravillosa forma de narrar, ya vale la pena leer El juego del ángel.

            El toque gótico y misterioso de sus novelas, los escenarios, comunes del romanticismo: cementerios, caserones abandonados, calles oscuras y silenciosas… todo lo que describe a lo largo del libro.

            Destacar el final de libro (aunque no mucho que no quiero hacer spoilers), ya que a pesar de ser un poco atípico y que obviamente es un final que puede haber dejado fríos (y quizá cabreados) a muchos lectores, a mí me ENCANTÓ. Creo que fue lo mejor de todo el libro: las últimas páginas. Se me quedó grabado y me impresionó lo suficiente como para releerlo varias veces.

Otro punto que a mí me maravilló fue el protagonista: David. No es un personaje más, no es fácil de olvidar y no entra, desde luego, en los tópicos de los que abusan muchas otras novelas. David es un joven oscuro, incluso traumado quizá, que no sabe cómo escapar de sí mismo y su propia agonía. Se encierra en las tinieblas de su mente, aspecto que se acentúa porque el libro está contado en primera persona. Conforme la novela avanza se logra que propio lector dude sobre el protagonista y reflexione sobre la fina línea que separa la realidad de la locura.

            El personaje del patrón no es el típico ser malvado (malo, malo, malísimo) que tiende a existir en otras novelas. Es un personaje elaborado, que da pie a diálogos repletos de sabiduría y conversaciones especiales. Al mismo tiempo, nunca pierde el toque misterioso de principio a fin y confunde al lector, ya que no es tan fácil odiarle como a otros villanos, surge aquí un extraño sentimiento de amor-odio.

            Y por último, pero no por ello menos importante, me falta nombrar a un personaje de la novela que logró despertar mi más sincera simpatía: Isabella.
            Isabella es la ayudante de David, sus diálogos y su carácter fuerte me recordaban a un huracán: cuando entraba en escena, arrasaba con todo. Además, las partes más divertidas de la novela surgían gracias a las numerosas ironías e indirectas varias que se dedican ella y David.
            El autor logra que Isabella se desprenda de las páginas del libro. Era un personaje tan real que a veces parecía de carne y hueso. Y ese pequeño detalle es algo difícil de conseguir para un escritor, de ahí que lo valore tanto.

–Lo que menos me ha gustado:

            Si es el primer libro que lees (o vas a leer) de Carlos Ruiz Zafón, esto no va contigo; pero, ¡ojo! Si ya has leído más novelas de este autor lo siguiente es un punto importante a tener en cuenta: Los escenarios se repiten… MUCHO. Mucho, muchísimo. Para quien haya leído Marina, La sombra del viento, El príncipe de la niebla… (o esos dos libros más que tiene de los cuales no recuerdo el título) advertirá que básicamente no hay ningún escenario nuevo en El juego del ángel. Todos los lugares que aparecen en esta novela han sido ya usados con anterioridad.
            Y está bien que al autor le chiflen los caserones antiguos, las mansiones abandonadas, los cementerios, los teatros infernales, los payasos, las muñecas de porcelana, las marionetas, las callejuelas perdidas y solitarias… pero ya va siendo hora de cambiar un poco y dar algo de frescor a los ambientes de sus novelas.

            La historia de amor con Cristina sencillamente me emocionó n-a-d-a. Está vacía, no tiene ni pies ni cabeza, no le veo la gracia y nunca despertó ningún interés en mí (y mira que me gustan las historias de amor y blablablá…) Aparte, el personaje de Cristina no estaba logrado, era plano e insignificante.

            La cantidad de crímenes que ocurren en la historia (y también en sus otras novelas) y el hecho de que David apenas se inmute y no se le ocurra preguntar sobre ello al patrón… Pasa en muchos libros que el propio lector, a veces, se pregunta por qué el protagonista es taaaaan tonto. Pues este es un tópico que se da en El juego del ángel.

–Curiosidades:

            La primera novela para adultos de Carlos Ruíz Zafón, titulada La sombra del viento, fue un éxito de ventas a nivel internacional. Ha sido traducida a 45 idiomas y ha vendido más de 12 millones de ejemplares.

            El juego del ángel, salió al mercado con una tirada de un millón de ejemplares, de la mano de la editorial Planeta que consideró que el increíble lanzamiento supuso un hito histórico en España.

            Carlos Ruíz Zafón es el autor contemporáneo cuya obra se ha traducido a más idiomas.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada