Páginas

4

El psicoanalista


Hacía años que me habían recomendado leer El psicoanalista, pero el pobre libro llevaba siglos anclado en mi biblioteca cogiendo polvo hasta que hace un par de semanas me entró la curiosidad. Tenía ganas de leer algo diferente ya que últimamente me agobia un poco leer tantas novelas juveniles (especialmente en referencia a las que tienen una misma estructura argumental, el chico es el típico muchacho misterioso de siempre y la chica la misma pánfila-tonta, aunque por suerte siempre acabo encontrando novelas de temática juvenil que rompen estos tópicos y me siguen sorprendiendo). Pero bueno, lo que venía diciendo: necesitaba algo distinto y El psicoanalista me levantó el ánimo y cubrió todas mis expectativas.

–Sinopsis:

 “Feliz 53 cumpleaños, doctor. Bienvenido al primer día de su muerte”. Así comienza la carta anónima que recibe Frederick Starks, psicoanalista de profesión. Starks tiene 15 días para averiguar quién le envía esa carta, ya que en caso de no conseguirlo deberá elegir entre suicidarse voluntariamente o ser testigo del daño que sufrirá alguno de sus familiares.
Pero la pregunta es ¿quién quiere hacerle daño?, ¿quién se esconde tras el anonimato…? Starks advierte que es algún tipo de venganza por algo que él hizo en el pasado pero que no sabe ni recuerda.

–Lo que más me ha gustado:

Es totalmente imposible (e inhumano) soltar este libro hasta averiguar quién es el anónimo psicópata y leer hasta la última página. Engancha, y mucho. No se anda con rodeos (a pesar de la extensión del libro, ni más ni menos que 574 páginas), no se dedica a describir situaciones y lugares en plan relleno y más relleno para que el libro parezca consistente sino que todo tiene un porqué y ha encontrado la línea perfecta que se sitúa entre un libro insulso que te deja con ganas de saber más detalles y un libro pesado al que le sobran tantas explicaciones. Todo en su justa medida acaba gustando al lector.

La tensión que hay en todo el libro. Desde la primera página ya comienza la acción, apenas existe esa típica introducción aburrida y algo cansina que suele caracterizar a la mayoría de las novelas; John Katzenbach, autor del libro, va al grano y desde las primeras líneas comienzas a disfrutar de esta misteriosa historia.

El protagonista principal, Frederick Starks, me ha gustado bastante. Es diferente, tranquilo, cauteloso… y a pesar de la tensión general que rodea la novela, el personaje principal lograba otorgar cierta tranquilidad al lector.

Los personajes secundarios también me han parecido interesantes. No diré demasiado sobre ellos porque no quiero desvelar el misterio que les rodea.

–Lo que menos me ha gustado:
Cuando el libro se acerca al final pierde un poco de fuelle y bajo mi punto de vista recae un poco en algún que otro tópico. Esperaba una emoción desbordante como punto final de la historia que no terminó de llegar.

Además, me quedé con ganas de recibir alguna explicación más. Cuando cerré la última página del libro tuve la extraña sensación de que faltaban hojas y quizá fue lo que más me decepcionó de toda la novela.

–Conclusión:
Una buena novela de suspense. Entretenida, rápida de leer, interesante y diferente. Ideal para pasar unos días pegada al libro sin pensar en nada más. 

4 comentarios:

  1. A mi los libros de este autor me encantan y ya he devorado varios. Sí es cierto que hacia el final pierde un poco de gracia pero aun así es un libro magnífico :3

    ResponderEliminar
  2. Shopie: No te arrepentirás! Está bastante bien el libro ;) Un beso.

    Beleth, yo todavía no he leído nada más de él. Solo sé que este es su libro más famoso, ¿no? Miraré a ver si encuentro otro título de él que me llame la atención =)

    ResponderEliminar
  3. De este autor solo he leído El profesor que me decepcionó un poco y todo el mundo me ha recomendado este título, así que estoy deseando leerlo y puesto que tu también lo recomiendas espero hacerlo pronto
    un beso ^^

    ResponderEliminar