Páginas

7

Reseña La ley de la atracción


Carlos Fuentes deja atrás México de nuevo para ir a Colorado junto a su hermano Alex. Comienza su vida en el instituto donde conoce a Kiara, una chica bastante diferente a él en todos los aspectos, dado que Carlos es un joven problemático, con un pasado algo turbio tras la prematura muerte de su padre, la pobreza de su familia y su relación con las bandas.
Por su parte Kiara es bastante inocente, no se preocupa demasiado por su aspecto físico, le gusta arreglar coches, escalar montañas y es  muy familiar.

Opinión personal

La ley de la atracción no me ha gustado tanto como Química perfecta. Creo que la trama del libro es más floja en el sentido de que los protagonistas no tienen en sí un problema gordo por el cual no estar juntos (contrariamente a lo que ocurría en el primer libro con Alex y Brittany). El problema que le surge a Carlos en esta novela apenas está presente durante el libro y se resuelve de un modo demasiado fácil.

Es inevitable comparar ambos libros, de modo que en cuanto a los protagonistas Carlos tampoco me ha gustado tanto como Alex.
Alex era divertido, irónico, sus diálogos te hacían reír… además estaba dispuesto a cualquier cosa por el amor de Brittany incluso arriesgando su propia vida. Carlos me ha parecido más niño y no  he entendido bien porqué estaba tan cabreado con el mundo en general dado que no ha tenido que vivir lo que le ocurrió a su hermano y dentro de lo malo, su existencia no era tan catastrófica como la de Alex.

Los personajes

Carlos, como ya he comentado, me ha parecido algo flojo, en el sentido de que se me antojaba inmaduro en ciertas ocasiones y sus cambios eran muy bruscos, podía pasar rápidamente de ser adorable a ser odioso pero no tenía ninguna razón importante por la que justificar su actitud. Sin embargo también tiene sus cosas positivas, momentos divertidos y me gustó que incluyese tantas palabras en español a la hora de hablar mezclado con el inglés. También me encantó su relación con Brandon, el hermano pequeño de Kiara, eran muy tiernas las escenas que protagonizaban juntos.

Kiara me ha gustado más que Carlos. Es una chica valiente a la que le importan poco las opiniones de los demás en cuanto  a su vestuario o su forma de ser. Le encanta arreglar coches, escalar montañas… se diferencia bastante de la típica protagonista femenina en los libros juveniles.

Creo que entre ambos protagonistas no ha existido esa chispa que sí tenían Alex y Brittany en Química perfecta. No hay tanta pasión, ni tanta tensión sexual… y pasan bastante rápido del odio a la atracción (aunque esto también ocurrió en la otra novela desde mi punto de vista). Hay menos juego en el tira y afloja de su relación.

También encontramos personajes secundarios que me han gustado mucho. Entre ellos, Brandon, el hermano pequeño de Kiara de seis años de edad, era adorable y su inocencia en ciertas escenas me ha sacado más de una sonrisa. Los padres de Kiara tienen bastante protagonismo y me han parecido muy reales.
Destaca también Tuck, el amigo gay de Kiara. Sus diálogos y su aparente enemistad con Carlos me han hecho reír en más de una ocasión y me hubiese gustado que tuviese más protagonismo porque me encantaba cuando aparecía y soltaba una de sus frases.

La trama

Tal como ya he comentado, la trama de La ley de la atracción es algo floja porque el problema se deja de lado hasta el final y luego se resuelve rapidísimo.
De modo que, dejando a un lado el problema, la novela se centra totalmente en la historia entre Carlos y Kiara.

No he comprendido demasiado bien la parte de Melissa (creo que se llamaba así), y los esfuerzos de Carlos por huir de ella cuando realmente aparece en dos escenas del libro y a partir de la mitad de la novela no hace acto de presencia de nuevo. Ese aspecto también era algo flojo.

También creo que la convivencia entre Carlos y Kiara podría haber dado mucho más juego y diferentes situaciones, aunque sí hay bastantes escenas memorables. No he sentido esa química especial entre los protagonistas como en el primer tomo.

De igual modo la historia engancha y mucho porque es un libro sencillo que se lee del tirón y quieres saber qué les depara a Carlos y Kiara. También hay detalles que me gustaron: me quedo con las galletitas de Kiara, la puerta de su coche, los momentos entre Brandon y Carlos…

Conclusión

Creo que los personajes de este libro no logran revivir la atracción de los del primero, pero aun así me ha gustado su historia y lo he devorado en apenas dos días. Sin duda leeré el tercer libro de la saga, Reacción en cadena, para saber qué ocurre con el hermano pequeño de la familia Fuentes. 

7 comentarios:

  1. Me apetece leer estos libros, asi que espero per hacerme con ellos.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. Susana: es una saga muy entretenida y facilita de leer. No es uno de esos libros imprescindibles, pero está muy bien para entretenerse :)

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    Que lindo blog tienes!!
    Que curioso, a mi este libro me gusto más que la química perfecta. Por alguna razón congenié más con Carlos y Kiara que con Brittany y Alex XD.

    Tuck es un personaje que tambien me gustó muchísimo.

    Aún no he leído reacción en cadena, pero le tengo muchas ganas!!

    ResponderEliminar
  4. La louven blanche: muchas gracias :) Jejeje, de todos modos la saga entera es bastante entretenida en general. Yo estoy terminando ahora una novela y después me pondré ya con el tercero, tengo ganas de ver qué pasa con el hermano pequeño ^_^ A mí Tuck también me encantó, era genial. Y Brandon el hermano pequeño :)
    Besitos, me paso por tu blog!

    ResponderEliminar
  5. Tienes un premio esperándote en mi blog ^^

    ResponderEliminar
  6. La louve blanche: Muchas gracias por el premio ;) me pasaré por tu blog. La verdad es que no sé muy bien cómo va el tema pero le echaré un vistazo. Besotes!

    ResponderEliminar
  7. Hola hola! Aprovecho esta entrada para decirte que una bloggera me ha dado un premio (el primero que recibo, qué ilusión ^^), y ahora yo te lo doy a ti, porque me encanta tu blog. Lo tienes colgado en mi página.
    Un saludo! ^^

    ResponderEliminar